Cerveza: la nativa, la atractiva, la viajera

Según lo que he podido comprobar en diferentes países, la cerveza es una bebida que se puede encontrar en cualquier rincón del mundo; puede llegar a ser considerada un atractivo turístico, e incluso, llegar a ser igual o más viajera que cualquiera de nosotros.

Siempre existirá una cerveza nativa que sea la que mande en cierta ciudad; ya sea porque se produce allí o porque es la que se ha venido consumiendo por generaciones.  Pero no dejarán de haber esas otras extranjeras que también tengan sus fans y que quizá levanten curiosidad.  Por ejemplo, una cerveza Pilsener en Quito (Ecuador), siempre será la opción número uno para propios y turistas, incluso sobrepasando a su compatriota y compañera de casa, la cerveza Club. Esto pasa incluso teniendo la oportunidad de que bares, restaurantes y tiendas te ofrezcan Corona, de México; Heineken, de Holanda y Budweiser de Estados Unidos. En Barcelona (España) pasa algo parecido pero con mayor variedad. La competencia se da directamente entre las cervezas catalanas Estrella y Moritz, quien les llevan gran ventaja a cervezas como, las antes mencionadas Heineken y Budweiser, y Guinness o Duff; e incluso a muchas que ni sabíamos de su existencia y peor su procedencia. Por nombrar algunas: Judas, A.K.Damm, Piraat, Affligen, Beck’s.

Oferta de cervezas en un bar de Barcelona

Oferta de cervezas en un bar de Barcelona

A esto era lo que me refería cuando decía que la cerveza es igual o más viajera que nosotros; llega de lugares inhóspitos a la mayoría de rincones del mundo. A más de esto, muchas llegan para quedarse, y hacen de un nuevo rincón su nueva casa. Se apropian de las estanterías de bares, refrigeradores de tiendas y hasta neveras de hogares. No sé si sea para evitar ser destronadas, pero las cervezas nacionales, en este caso específico estoy hablando de Moritz, ha decidido abrir las puertas de su fábrica y dejar saber a los turistas el proceso de producción de su cerveza y, además, ofrecer comida utilizando como ingrediente su bebida y vender artículos con marca en su tienda. Con esto intenta ganarse no solo a los suyos sino también ser agradable y atractiva para los todavía extraños.

Entonces, cuando hablemos de las más viajeras y de aquellas que siempre nos van a dar la bienvenida en cualquier lugar que visitemos, vamos a nombrar a las cervezas. Así sea rubia o morena, alta o pequeña, más o menos intensa; pero siempre y en todo lugar, espumosa y helada!

Con tanta variedad de cerveza por aquí en Barcelona, yo ya he comenzado mi propia colección.

Cecilia Holguín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s