Una vuelta por la Terrassa del siglo XIX

El pasado fin de semana Terrassa, ciudad del Vallés Occidental, cercana a Barcelona, se vistió de gala para recibir la undécima edición de la Fira Modernista. En ella, sus habitantes retrocedieron hasta finales del siglo XIX para recuperar los trajes y vestidos típicos de esta época y mostrar cómo vivían durante este período.

Terrassa recrea lo que era la ciudad del siglo XIX, una ciudad potencialmente industrial con una burguesía poderosa económicamente y políticamente. Se trataba de un momento de gloria para algunos, aunque para la gran mayoría era la época del empleo precario, de las jornadas laborales interminables, de los abusos y del trabajo infantil. Como pasa a menudo, unos pocos se enriquecieron a costa de mucha gente. Sin embargo, fue uno de los momentos de mayor esplendor de la ciudad y sus ciudadanos lo saben. Este auge de la industria, casi en su totalidad textil, motivó la llegada del ferrocarril durante la segunda mitad del siglo XIX y el crecimiento de la ciudad. También se impulsaron movimientos culturales como el modernismo, que aún se encuentra en la arquitectura de la ciudad.

SAMSUNG

Las calles de la ciudad se engalanan para la Fira Modernista. Fuente: Rosa María Lachica

 

Este periodo todavía está presente en la sociedad egarense y por ello sus habitantes esperan con ilusión cada año una nueva edición de la Fira Modernista. Este año no ha sido menos y una gran multitud de vecinos se han echado a la calle para disfrutar de todos los espectáculos y los actos, que ofrece esta gran fiesta, cada vez más conocida en Cataluña. La oferta era variada, desde representaciones teatrales, en plena calle, hasta recreaciones de los oficios más representativos de la ciudad. También la propuesta gastronómica era amplia, con una gran variedad de embutidos, todo tipo de panes, butifarras y cocas. Mientras, la rúa ofrecía espectáculos en su paso por el centro de la ciudad. Los Gegants, figuras humanas de un gran tamaño, recorrían la ciudad bailando y dando vueltas sobre sí mismo, los grupos de castellers, aprovechaban cualquier espacio para construir estos impresionantes edificios humanos y los dragones iban de un lado a otro, moviéndose a un ritmo frenético. Todo esto acompañado por la música que ofrecía la Banda de Terrassa, entre otros grupos, que ponían banda sonora a los espectáculos.

SAMSUNG

Nunca faltan los típicos castellers. Fuente: Rosa María Lachica

 

Se trata de una gran celebración donde los ciudadanos recuerdan que la ciudad del Vallés Occidental que hoy conocemos nació a finales del s. XIX cuando la revolución industrial llegó a Cataluña. Terrassa tiene un amplio recorrido desde que era una pequeña villa romana llamada Egara, ha crecido y se ha convertido en una de las grandes ciudades catalanas. No obstante, fue durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX cuando Terrassa obtuvo una identidad propia. Una identidad relacionada con la revolución industrial, que trajo consigo las fábricas con grandes chimeneas, el ferrocarril y el modernismo.

SAMSUNG

La figura del dragón es típica en la ciudad del Vallés. Fuente: Rosa María Lachica

 

Rosa María Lachica

Anuncios

Una respuesta a “Una vuelta por la Terrassa del siglo XIX

  1. Pingback: Barcelona de noche: luces y colores | Cien Pies·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s