PORTETE (ESMERALDAS, ECUADOR) – CECILIA HOLGUIN

En esta zona, la playa más conocida se llama Mompiche; pero el comenzar a hablar con los nativos, dueños de hoteles y surfistas extranjeros, te pueden llevar a conocer playas vírgenes y con características de ensueño. Caminando pocos minutos tras las rocas que ponen fin a la playa de Mompiche, tienes que hacer una parada obligatoria en Playa Negra; una playa pequeña, de arena oscura que hace contraste con los cangrejos y jaibas. Siguiendo con la ruta, un par de kilómetros hacia el norte, se llega a la orilla de un estrecho que, por medio de una pequeña canoa, es la única manera de conectarse con la isla de Portete. Una playa deshabitada pero llena de palmeras y delfines. El fuerte sol te obligará a aceptar un coco o pipa, que ese mismo momento uno de los hijos de los pescadores te bajará de una palmera escalando con sus propios pies. Esto es lo que te mantendrá con energía para ver este espectáculo de atardecer.

PORTETE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s