Desierto blanco (Farafra, Egipto) – Miryam Tejada

El Desierto Blanco en el oeste de Egipto es realmente un paisaje nevado en claro contraste con el amarillo del desierto que hay en otros rincones del mundo, algo que cuesta creer hasta que no visitas el lugar. Es uno de los atractivos del país, ya que el desierto es de un color blanco-crema, y está salpicado de enormes formaciones rocosas de tiza o yeso, cuyas bases de piedra caliza se han ido desgastando por la arena y el viento que ha ido soplado contra ellas a altas velocidades durante miles de años. Encontrar fósiles marinos incrustados en la tiza es algo que verdaderamente llama la atención estando en un desierto, pero es que hace millones de años toda esta zona era un mar interior. Se recomienda visitar el desierto al amanecer o atardecer, a la luz de una luna llena, lo que da al paisaje un aspecto misterioso Ártico (salvo la diferencia de temperatura) o cuando el sol convierte el blanco tiza de las rocas en un color rosa-anaranjado.

foto desierto blanco

Anuncios

5 Respuestas a “Desierto blanco (Farafra, Egipto) – Miryam Tejada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s