“Teñiría el mundo de violeta”, entrevista a Izaskun Rodríguez

Izaskun Rodríguez

Izaskun Rodríguez. Fuente: Izaskun Rodríguez

Gracias a su vocación y persistencia, Izaskun Rodriguez en tres ocaciones ha aprovechado sus vacaciones para conocer otras realidades y colaborar en proyectos de cooperación. En estos tres viajes se ha desplazado a Latinoamérica, con el propósito de aplicar lo aprendido en sus años de universidad como trabajadora social.

A esta joven desde muy pequeña le rondaba la idea de ayudar a los demás. Este pensamiento se hizo realidad tras haber colaborado un año con Egoaizia (una asociación para la Cooperación al Desarrollo) y alcanzar la mínima edad para solicitar las becas de Cooperación del Ayuntamiento de Eibar. ¡Es entonces cuando se lanzó a la aventura! Actualmente, no sólo dedica sus veranos a la cooperación, sino que también trabaja en la Casa de la Mujer de Eibar, Andretxea. Además imparte talleres, y asiste a diversos cursos.

Durante la charla con Izaskun, anima a quién comparte esta inquietud a informarse de becas, que a pesar de que últimamente escasean, alguna queda.

1.    ¿Qué es lo que haces cuando viajas como cooperante?

En mi primer viaje a Perú, concretamente a Trujillo (La Libertad), colaboré en el colegio Fe y Alegría. Me tocó hacer de todo: labores administrativas, dar clases, organizar actividades extraescolares, visitar hogares…

El segundo destino fue Guatemala con la beca Jóvenes Cooperantes del Gobierno Vasco. Aquí conocí y ayudé a una asociación de Mujeres del ámbito rural llamada AMLUDI. Esta asociación a pesar de ser pequeña y de gestionarla mujeres que en ocasiones no sabían leer ni escribir, cubría muchas necesidades de mujeres del entorno. Por otro lado, también acudí a centros escolares para hablar de sexualidad. Tema que sonrojaba, pero que en el fondo preocupa, ya que Guatemala es un país con un porcentaje de embarazo adolescente alto.

Y en mi último viaje, otra vez a Perú, con una beca de Medicus Mundi, atendimos a víctimas de Violencia de Género e hicimos visitas de seguimiento a mujeres y familias de comunidades más alejadas.

Izaskun en un taller de intercambio. Ella impartía talleres de igualdad y ellas de tejido.

Izaskun en un taller de intercambio. Ella impartía talleres de igualdad y ellas de tejido. Fuente: Izaskun Rodríguez

2.    ¿Cuáles han sido los motivos que te han impulsado a ir?

A mi me vale con cada una de las experiencias que he vivido, ya que han sido los momentos de mayor felicidad de mi vida y en los que más realizada me he sentido. ¿Se pueden tener mejores motivos?

3.    Cuando viajas a esos lugares, ¿cómo te recibe la gente?

La gente es como aquí, aunque hay de todo. Pero lo que nos diferencia es que las puertas de sus casas están siempre abiertas para recibirnos, algo que en España hemos perdimos hace mucho tiempo. Yo siempre he tenido invitaciones de diferentes familias para ir a tomar un té, celebrar un cumpleaños, o una churruscada. Aunque, ¡por qué negarlo!, también siempre hay quien intenta hacer negocio con nosotros/as.

4.    Cuando finaliza tu estancia, ¿cuál es la sensación que te queda?

Cuando regreso lo paso mal. Añoro todo lo vivido, sobre todo a la gente. Pero por suerte hay con quien mantengo la comunicación, y eso consigue calmarme. Por otro lado, también vuelvo con ganas de trabajar, de contar a la gente lo que ocurre allí, como viven…

5.    ¿Te has planteado alguna vez quedarte a vivir en Perú o Guatemala?

Quedarme sí, para siempre creo que no. Son realidades muy duras las que se viven en esos países, sobre todo para las mujeres; no se nos escucha ni se nos respeta. Mi capacidad de aguante nunca ha llegado a su límite, pero imagino que también tendrá uno. Y sabiendo que aquí tengo una comodidad como mujer que allí no, llegaría el día en que querría volver. Además, reconozco que soy una chica a la que la morriña le da fuerte, así que de visita aunque sea volveré.

6.    Y antes de acabar con esta reunión entre amigas, ¿cómo te imaginarías tu vida ideal?

Mi vida ideal… jamás me lo he planteado, la verdad. Obviamente te diría que tuviera la vida que tuviera y tuviera donde la tuviera, me gustaría ser feliz. Pero tópicos a parte, crearía un remix de cada una de las partes de este mundo. Pero sobre todo, y para centrarme en algo …teñiría el mundo de violeta…

Izaskun con su compañera Eukene, en su último viaje.

Izaskun con su compañera Eukene, en su último viaje. Fuente: Izaskun Rodríguez

Miryam Tejada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s